Familia

CIENCIA EN MOVIMIENTO

Consejos


  • Acerca de la constipación
  • Síntomas de la constipación
  • Causas de la constipación
  • Tips para prevenir la constipación
  • Alternativas para tratar la constipación
    • Alternativas para tratar la constipación

      Se ha probado clínicamente que los laxantes proporcionan alivio a la constipación. Actualmente hay una gran variedad que trabaja de manera distinta en tu cuerpo.

      En esta sección se examinan las ventajas y desventajas de los cuatro tipos principales de laxantes:

      Tipos de Laxante

      Incrementadores de Bolo

      Incrementan el volumen de las heces, las ablanda y estimula la acción del intestino, promoviendo así la actividad “propulsiva”. Este tipo de laxante puede tardar de 24 a 36 horas en surtir efecto por lo que no se considera adecuado para el tratamiento rápido del estreñimiento agudo. Para que actúen apropiadamente, se necesitará tomar abundantes líquidos. Esta puede ser una preocupación para pacientes ancianos con una sensación disminuida de la sed. También se sabe que los laxantes incrementadores de bolo, especialmente los productos de fibra insoluble, causan flatulencias.

      Sintéticos

      Estimulan la motilidad intestinal, por efecto directo y por influencia en la absorción y secreción de agua en el intestino.

      Estos laxantes estimulan los músculos del intestino, y estudios recientes muestran que los laxantes que contienen Bisacodilo, tales como Dulcolax® Grageas, promueven la función intestinal al relajar algunos músculos mientras estimulan a otros. El Picosulfato Sódico, tal como Dulcolax® Perlas o Gotas, tiene un efecto similar. Como resultado el movimiento natural del intestino es apoyado e iniciado nuevamente, y como mejora el contenido de agua de las heces, facilita su pasaje.

      Osmóticos

      Estos laxantes funcionan llevando agua al intestino, lo que ablanda las heces y facilita su pasaje; sin embargo, los agentes osmóticos extraen agua no solamente del intestino, sino también del tejido circundante y de los vasos sanguíneos. Como resultado, es muy importante que las personas que usan este tipo de laxantes tomen abundantes líquidos (agua) para equilibrar la pérdida de los mismos. Debido a que las sales (sales de magnesio por ejemplo) que contienen estos productos se absorben en el cuerpo, no se aconseja su uso en personas con presión arterial alta, enfermedades cardiacas o enfermedad renal. Se recomienda que las personas con estas condiciones consulten a su médico.

      Cuadro equivalencias
  • ¿Cuándo acudir a tu médico?
  • La constipacion durante el embarazo y la lactancia
  • Tips de viajes

Se ha probado clínicamente que los laxantes proporcionan alivio a la constipación. Actualmente hay una gran variedad que trabaja de manera distinta en tu cuerpo.

En esta sección se examinan las ventajas y desventajas de los cuatro tipos principales de laxantes:

Tipos de Laxante
Incrementadores de Bolo Incrementan el volumen de las heces, las ablanda y estimula la acción del intestino, promoviendo así la actividad “propulsiva”. Este tipo de laxante puede tardar de 24 a 36 horas en surtir efecto por lo que no se considera adecuado para el tratamiento rápido del estreñimiento agudo. Para que actúen apropiadamente, se necesitará tomar abundantes líquidos. Esta puede ser una preocupación para pacientes ancianos con una sensación disminuida de la sed. También se sabe que los laxantes incrementadores de bolo, especialmente los productos de fibra insoluble, causan flatulencias.
Sintéticos Estimulan la motilidad intestinal, por efecto directo y por influencia en la absorción y secreción de agua en el intestino.

Estos laxantes estimulan los músculos del intestino, y estudios recientes muestran que los laxantes que contienen Bisacodilo, tales como Dulcolax® Grageas, promueven la función intestinal al relajar algunos músculos mientras estimulan a otros. El Picosulfato Sódico, tal como Dulcolax® Perlas o Gotas, tiene un efecto similar. Como resultado el movimiento natural del intestino es apoyado e iniciado nuevamente, y como mejora el contenido de agua de las heces, facilita su pasaje.
Osmóticos Estos laxantes funcionan llevando agua al intestino, lo que ablanda las heces y facilita su pasaje; sin embargo, los agentes osmóticos extraen agua no solamente del intestino, sino también del tejido circundante y de los vasos sanguíneos. Como resultado, es muy importante que las personas que usan este tipo de laxantes tomen abundantes líquidos (agua) para equilibrar la pérdida de los mismos. Debido a que las sales (sales de magnesio por ejemplo) que contienen estos productos se absorben en el cuerpo, no se aconseja su uso en personas con presión arterial alta, enfermedades cardiacas o enfermedad renal. Se recomienda que las personas con estas condiciones consulten a su médico.
Cuadro equivalencias

Aprende mas de la variedad de alternativas para tratar la constipación